Buscar

el pan despierto

un lugar para el debate y compartir entre amigos

mes

mayo 2017

Cuba y el jazz

Recientemente Cuba fue escogida para celebrar el Día Internacional del Jazz, esta es una efeméride que tiene el patrocinio de la UNESCO y desde el 2011 ha prestigiado la escena cultural de los países que han sido escogidos para esta suerte de festejo multinacional que rinde homenaje a un jazzista excepcional, Thelonius Monk; en este 2017 se cumplen los primeros cien años del nacimiento del artista lo que le brinda un añadido especial al otorgamiento de esta sede.

Seguir leyendo “Cuba y el jazz”

Madres

Las personas de cualquier edad somos jóvenes hasta el preciso momento en que perdemos a nuestros padres. Hace mucho tiempo existía una linda costumbre en Cuba y que lamentablemente ha ido quedando en el olvido y consistía en que el segundo domingo de mayo, cuando en nuestro país se celebra el Día de las Madres, se llevaba en la solapa, o en el lado izquierdo de la prenda que se vistiera, una rosa roja si su mamá estaba viva o de lo contrario, una de color blanco; y hasta en los mismos códigos que ha elaborado la sociedad para su desempeño está bien claro: nada se parece tanto a una madre viva como una rosa roja que simboliza amor, pasión, fuerza, y por el contrario, la flor blanca nos marca la ausencia, la nostalgia. Seguir leyendo “Madres”

Felipe Segundo

Siempre quise que mi primer hijo se llamara Felipe, y de esa manera  rendir homenaje a mi padre, para mayor suerte el autor de mis días nació un primero de mayo y mi primogénito el once del mismo mes, en fecha previa al día de las madres. Claro que uno no es la copia del otro, pero sin duda alguna tienen elementos en común, vasos comunicantes en aspectos como  la perseverancia,  la inteligencia y, sobre todo, en el humor. Este Felipe es un tipo simpático, de esos que llega a un grupo y enseguida puedes ver a las personas sonriendo.

Seguir leyendo “Felipe Segundo”

Felipe Primero

Felipe Rodriguez Pérez, mi padre.

Es mi padre y este primero de mayo cumplió noventa y un años. Fue la primera persona que trajo a nuestra familia el reconocimiento social, era lanzador en el equipo de Beisbol que existía en el barrio y aunque no era abridor, algunos de sus relevos hicieron historia; en una oportunidad que fueron a jugar a Banes tuvo que enfrentar a varios peloteros profesionales de clubes capitalinos que se encontraban por allí de vacaciones y fue el único del equipo que no recibió castigo por parte de aquellos estelares, en otra ocasión lo llevaron en hombros desde el camión en que viajaban hasta la casa porque había dado jonrón y había decidido un juego; constatar que él era admirado también por otros fue conformando otra parte de mi felicidad.

Seguir leyendo “Felipe Primero”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑